jueves, 16 de agosto de 2012

Primer acertijo





Esta mañana me he levantado con la lengua como estopa y un sabor ácido, nauseabundo, pegado al paladar. Me habría encendido una cerilla en la barba para completar el cuadro de tipo duro y maltratado, pero el regusto a alcohol barato ha desp
ertado lo que queda de mi sentido de la alarma. Habría explotado.

He despertado dentro de una camisa arrugada, sin pantalón y sin nadie al otro lado de la cama. Lo sé porque no me faltaba ningún billete ni había manchas de carmín en ningún vaso. Por fortuna no había sol que se colase por las rendijas de la persiana desvencijada. En cambio algo se había colado por debajo de la puerta. Desventajas de vivir de alquiler en un edificio con más agujeros que un queso francés con más moho y peor olor que mi aliento.

“Estás a cargo de que esto funcione, querido”. Así comenzaba una de las inconfundibles notas de la jefa. “Ya hemos hablado de los acertijos. Todo el mundo los tiene en su poder. Ahora hazlos atractivos”.

No dejará de sorprenderme, esta mujer. Empiezo a sentirme como un ángel de Charlie. Hace al menos tres días que no pasa por la oficina y me pasa notitas por debajo de la puerta. No sé si sentirme conmovido o insultado. Yo ya trabajaba para periódicos de tirada nacional cuando ella aún no había nacido…

El primero de los diez acertijos habla sobre Remedios Vega. La conocí hace unas semanas, fue una de las últimas inquilinas, tan discreta que los demás no supieron que se había instalado hasta la primera reunión de la comunidad de vecinos. Malcom Voice la vigilaba encantado:

- Esa, Max, está más muerta que yo.

Miré al muchacho con cierta condescendencia. Se me había olvidado lo vengativo que puede llegar a ser un fantasma vengativo.

- Ahora la ves bien, animada. Pero el efecto de lo que le ha hecho la fotógrafa se le pasará y sus hijos volverán a las andadas. 

- ¿De qué me estás hablando? – Se lo pregunté sin mirarle, mientras sacudía la ceniza de mi cigarrillo y fingía prestar atención al grupo de inquilinos cuando lo único que me interesaba era aquella anciana con pinta de no haber roto nunca un plato que, sin embargo, mostraba una determinación apabullante. Quizá se debiera a su mandíbula prominente que en absoluto parecía frágil.

- ¿No sabes de dónde viene? Hasta hace nada vivía en el Pastor, una residencia de ancianos. Yo nunca me acerco a los viejos, ya lo sabes.

- ¿Y qué haces hablando conmigo?

- ¡Bah! Esta es distinta. Los hijos la habían encerrado para quedarse con la herencia del padre, pero ella se libró. Lo único en lo que pensaba desde que había entrado era que debía salir de allí a toda costa. Sólo dos puertas la separaban de la libertad, cada una guardada por un celador. Ya sabes: si elegía la puerta incorrecta moriría, si elegía la correcta podría refugiarse aquí abajo al menos una temporada. En cuanto a los celadores, uno de ellos siempre miente… O mentía, no sé qué habrá sido de él ahora que la vieja ha escapado. Y el otro siempre decía la verdad.

- No me lo digas: Remedios Vega debía hacer una única pregunta a uno de los dos celadores para obtener su libertad.

- Eso es.

- Y tú sabes qué pregunta les hizo.

- ¡Por supuesto!

A mí no me cupo ninguna duda de que el pequeño Voice decía la verdad. Los chavales de su edad, especialmente los engreídos y mimados como él, nunca van de farol. No lo necesitan.

La anciana repartía pastas de te entre los vecinos mientras Malcom se desvanecía a mi lado.

El resto de los acertijos...

5 comentarios:

Explorador dijo... at 16 de agosto de 2012, 12:06

Mmmmm, que interesante. Creo que sé la respuesta (la pregunta, vamos), pero le seguiré dando vueltas... Me ha gustado mucho el relato, y que haya que tratar de completarlo.

Saludos :)

Alicia Pérez Gil dijo... at 16 de agosto de 2012, 12:30

Hola!

Ten cuidado y no contestes aquí, que esto es parte del concurso :)

Si haces click en El resto de los acertijo" verás de qué se trata. Te pongo aquí un resumen por si acaso ^^

¡Por fin todos los detalles del concurso!

Os presento dos listados de 10 acertijos cada uno. Siguiendo ls instrucciones de mi asesor enigmático, cada listado entraña una dificultad: los hay muy facilitos, para quienes quieren el premio y ya está, y los hay un poco más complejos, para quienes prefieran estrujarse un poquitito más la neurona. En algunos casos la respuesta se encuentra en los relatos del espejo, así que a lo mejor hay que leer un poco. Pero poca cosa, nada de asustarse.

Ganan un lote de Edgar Alan Poe + Annabel Lee + Cuervo, + libro de goma en su precioso ataud, con su certificado oficial de defunción, los primeros en contestar correctamente a las diez preguntas que hayan escogido. Para dar oportunidad a TODOS los participantes, el plazo de recepción de respuestas comenzará el día 15 de Agosto y terminará el día 15 de Septiembre.

El resultado del concurso se hará público el día 20 de Septiembre y será inapelable.

Os recuerdo los requisitos necesarios para participar antes de que os lancéis como locos a la adivinación.

1.- Descargarse Inquilinos del espejo. Hoy día 10 y mañana día 11 estará gratis en Amazon. Si os lo perdéis, podéis pagar el pastizal de 0.89 a partir del día 12…

El enlace es este: Inquilinos del espejo

2.- Hacerse fan del blog Inquilinos del espejo y de la página de Facebook. ¿Por qué? Pues es que nos hace mucha ilu a los autores tener cienes y cienes de seguidores. Vamos, que es un poco por capricho y otro poco por influencia de Sauron. Ya sabéis: un like único para dominarlos a todos.

Alicia Pérez Gil dijo... at 16 de agosto de 2012, 12:31

Bueno, el libro ya no está gratis, pero se pude jugar igual :)

http://personalytransferiblerelatos.blogspot.com.es/2012/08/concurso-acertijos.html

Explorador dijo... at 16 de agosto de 2012, 18:14

Ok, voy a fanatizarme en Feisbuc...

Alicia Pérez Gil dijo... at 16 de agosto de 2012, 20:44

Así, así...

Publicar un comentario

 
Con la tecnología de Blogger.

Seguidores

POR CORREO