viernes, 21 de diciembre de 2012

21 de Diciembre


Shadow wolf



Esta mañana he recibido un anónimo. Cuando parecía que el fin del mundo se había declarado en mi cabeza, un papel doblado asomaba por debajo de la puerta. Escrito con una caligrafía temblona, en tinta azul, su contenido era este:

21 de Diciembre

Llevo desde las 3:30 despierta. Sí, está siendo una noche extraña. Mezcla de emociones en mi interior. Se acaba el año, se acaba el mundo, se acaban las clases, se acaba la realidad.

No puedo dormir, no puedo estar despierta. Tengo los ojos abarrotados de venas, la presión sanguínea parece estallar, quiero relajarme pero el corazón lleva su ritmo.

Respira, relájate, no pienses... ¡Déjame en paz!

Me duele el estómago y quiero vomitar. No puedo, no tengo nada dentro. Me tomo un café. Me siento peor.

La tensión sigue subiendo, mi corazón ya no aguanta, me levanto...me siento...me vuelvo a levantar...

¿Se acaba? Sí, un fragmento más hecho pedazos; lo siento en el ambiente. Las sonrisas no son iguales. Busco pensamientos positivos  ¿Dónde están? Se ha ido, se ha perdido, se está acabando.

Miro el cielo negro y el viento sur roza mi cara. Está claro: me quedo aquí ¡No! Me da frío, tiemblo, mis brazos se mueven sin sentido. Me fumo un porro, me río ¿Qué más da?

No quiero que se acabe, no puede ser el final, tengo tantas cosas por hacer todavía...

Pero ahí está el reloj va marcando su ritmo; es el metrónomo de la melodía final. Se acerca, no me queda nada. Y me duele.

Intento tomar aire de nuevo  y no puedo. Me lleno de angustia. Quiero llorar.

- Respira, respira.

- No puedo.

- Corre.

- No puedo.

- No te dejes vencer... Ya da igual: tienes un límite y ese no lo has marcado tú.

- Deja de pensar en eso.

- No. Quiero pensar.

- Pero ¡respira!

- ¿Cuándo? 

- Ahora.

- No puedo, sigo pensando, dejo de respirar, ya da igual, ha vencido.

- Mañana ya no estará.

RoseMary

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Con la tecnología de Blogger.

Seguidores

POR CORREO